Taller de masaje tántrico de Cachemira II: escucha

El arte de acunar el corazón

El masaje tántrico de Cachemira procede del norte de la India la tradición shivaíta, hace más de 5000 años. Nace de los masajes que las madres indias les daban a sus bebés y junto con un camino de conciencia se convirtió en una meditación muy poderosa.

Esta meditación está en absoluta conexión con la respiración y con el movimiento,  porque el movimiento va a provenir de la respiración y de la escucha dándose así un ritmo que no procede de la mente. Cuando respiramos conscientemente cualquier sensación se magnifica y se expande y se extiende por la totalidad del cuerpo, hacia todas nuestras células.

Vamos a practicar por un lado la toma de consciencia de la propia respiración y desde allí, nos vamos a sincronizar con la de nuestr@ compañer@.

Experimentamos el cuerpo como una totalidad, ninguna parte está excluida, ninguna parte es más o menos especial que otra. La mente se va aquietando y los movimientos fluidos (continum), la entrega y la devoción del masajista propician una ternura que nos conecta con la dicha, la inocencia y el amor.

Este masaje se da en una posición muy íntima, en la posición del nudo o yabyum (con las piernas abiertas).  La actitud es como si se lo dieses a un niño, a un bebé, a un recién nacido. El toque se realiza sin intención, sin ninguna connotación y esto es profundamente sanador, lo que vas a buscar en el cuerpo del otro es la esencia natural de un bebé recién  llegado al mundo que está totalmente entregado.

A veces nos podemos encontrar con un cuerpo muy armado, rígido y muy estructurado. En este masaje de amor incondicional, desinteresado se produce una rendición y con ello se van liberando memorias limitantes emocionales, energéticas y corporales.

Y la particularidad de este masaje que además de la posición y la actitud, es que va jugando con distintos ritmos ( prevaleciendo la lentitud), entrando en una especie de trance y de expansión de la consciencia o “spanda” (en el tantra de Cachemira significa: ser el espacio).

En este segundo taller nos enfocaremos especialmente en el arte de escuchar y sentir la conexión desde nuestro centro. Ampliando así, el abanico de sutilidades desde lo sutil a lo contundente, para poder acompañar con aquello que se requiera a cada momento.

Además seguiremos ampliando nuestra práctica con más  posiciones, movimientos y toques . Recordando sobre todo que la técnica, está al servicio de la respiración y la escucha, y no al revés.

 

Beneficios del masaje tántrico de Cachemira:

*Sentir una gozosidad global y no enfocada en una parte concreta

*ayuda a relajarnos, a liberarnos del estrés, la ansiedad y la depresión

*se liberan muchas endorfinas en el cuerpo

*nos libera de la culpa y nos devuelve la sensación de inocencia total y primal

*liberarnos de viejos patrones mentales

*armonizar nuestros cuerpos (koshas) físicos-emocionales-mentales y energéticos

*sentirnos merecedores de amor incondicional y placer

 

Puedes venir en pareja y/o con una amig@ de confianza

Info e inscripciones: info@espai-ananda.com

 

Tags:

Contacto

Deja una respuesta