Amor in-tacto: Hara. El centro de la consciencia

HARA: EL CENTRO DE LA CONCIENCIA 

 

El Hara es un referente a la hora de transitar un camino de presencia. Se sitúa en la zona de la pelvis, por debajo del ombligo y representa el centro de gravedad interior cuya solidez suprime la inestabilidad de los impulsos de ego y de los instintos.

En él sentimos que somos vida, eternidad, infinitud, potencial absoluto y sin límites.
Sentimos la inocencia, el no miedo, la no necesidad de nada
Este es nuestro gran poder al sentir la Vida que somos

La pelvis se relaciona con el arraigo, con la seguridad, con el  asentamiento en la realidad, entrega al placer y al contacto tierno con el otro y con el medio. También tiene que ver  con la fuerza de ir en busca de lo que necesito, así como con la identidad sexual.

La pelvis constituye un gran reservorio energético y fuente de placer para la vida.

En ella modulo mi fuerza y también mi fluidez. Tiene que ver con la entrega al placer a uno mismo, al otro, al placer de estar vivo

*Elemento Agua

¿Qué es Amor in-tacto?

Son una serie de talleres de meditación y tacto, que nos llevan a sentir con totalidad, sin fisuras ni divisiones internas.

Cuando somos capaces de sentir totalmente, cuando no hay pensamientos, cuando todos nuestros sentidos están abiertos, hemos llegado el éxtasis. Es pura felicidad, el ego desaparece, así como los juicios del pasado y del futuro, sólo existe este momento de plenitud. Es justo en este momento cuando puede fluir el amor que hay dentro de cadaun@, cuando las máscaras caen y aparece el verdadero ser.
Y eso se traslada en el cotidiano, permitiéndonos incluir la escucha y la presencia en nuestras relaciones.

 

En este taller pondremos especial atención a:

*la presencia a través de la meditación

*el cuidado del cuerpo

*la importancia de la respiración

*la calidad del tacto

Además del tacto, trabajaremos con meditaciones activas, tantra, bioenergética, danza,  perdón no-dual y otros ejercicios orientados al cuerpo y a la mente.

 

Los 3 pilares de esta formación son: el tantra, la respiración y el tacto

 

La meditación y el tantra

Un camino de consciencia que nos acompaña hacia “Ananda”, el goce de sentir la plenitud a cada momento, con cualquier relación  o situación en nuestras vidas cotidianas, siempre. La ausencia de pensamiento juicioso, valorativo o comparativo, nos permite sentirnos en totalidad (sin un reportero interior), siguen los pensamientos, pero los contemplamos y no les damos un valor exclusivo.

Entonces abrazamos y nos abrimos al sentir. Es pura felicidad, la sensación de fragmentación (ego)  desaparece, así como la temporalidad (pasado y/o futuro).

Es justo en este momento cuando puede fluir el amor que hay dentro de ti, cuando las máscaras caen y aparece el verdadero ser.

Empezamos a construir un caminito amable en el que vivir con totalidad, sin fisuras ni divisiones internas. A incluir la escucha, la meditación en lo cotidiano y en nuestras relaciones, a aprender a amar nuestro cuerpo. A sensar y a comunicar nuestras necesidades y a atenderlas, a expresar nuestros límites, a honrar nuestra propia energía y sexualidad. Cada vez más, podemos relacionarnos con el gozo y con el dolor, de manera relajada, neutra y presente. Nos damos al silencio y a la paz

 

La respiración

Una práctica que nos aporta energía en primera instancia, en la que se pueden apoyar todas aquellas vivencias y sensaciones que se despiertan durante la sesión de tacto. Es la ciencia de no contener el aliento y nos acompaña en la observación de los cuerpos físico, mental, emocional y espiritual, acogiendo (inspirando) y/o liberando (exhalando) para poder recuperar la paz, el amor, la salud y la confianza en nuestras vidas.

La respiración como un gurú al que yo me puedo apoyar en mi proceso terapéutico durante la formación.

Así como ya han confirmado muchos físicos, neurocientíficos, meditadores  y filósofos, la practica la respiración consciente es una herramienta esencial para “despertar”,  para la dicha y la relajación, para que nuestra única autoridad no sea solamente “pensada” sino también “sentida”

 

“Respiramos para anclar en nuestro inconsciente esos nuevos pensamientos creativos y liberarnos de los patrones y condicionantes que nos atan al pasado”

 

El tacto

“…El masaje es algo que puedes empezar a aprender, pero que nunca terminarás. Sigue y sigue, y la experiencia continuamente se hace, el masaje es una de las artes más sutiles, y no es solo una cuestión de pericia, es más una cuestión de amor. Aprende la técnica, y luego olvídala. Entonces sólo siente, y muévete por el sentimiento. Cuando aprendes en profundidad, el noventa por ciento del trabajo se hace por amor, y el diez por ciento por la técnica. Solo con el propio tacto, un toque consciente y amoroso, algo se relaja en el cuerpo…” (Osho)

Si amas y sientes compasión por la otra persona, y sientes su valor fundamental; si no le tratas como si fuera un mecanismo que tengas que arreglar, sino una energía de tremendo valor. El cuerpo entero se vuelve melodía y puedes sentir que un tipo de armonía se crea en el cuerpo. No solo le ayudará a la persona, sino también a ti.

 

«Muévete por el sentimiento. Solo con el toque consciente y amoroso, algo se relaja en el cuerpo. Si sientes compasión por la otra persona, y conoces su valor fundamental; si no le tratas como si fuera un mecanismo que tengas que arreglar, sino una energía de tremendo valor, entonces poco a poco sentirás que estás tocando algo intacto e invulnerable que es, el amor»

 

FECHAS

16-17 de noviembre 2024

Lugar: L’Arbre (Vilanova i la Geltrú)

*pídenos el temario y el pdf explicativo:

info@espai-ananda.com

 

 

 

 

  • 00

    días

  • 00

    horas

  • 00

    minutos

  • 00

    segundos

Tags:

Contacto

Deja una respuesta